domingo, 29 de junio de 2014

"Niño Da Agua a Africa"


Ryan nació en Canadá en mayo del 91. De pequeño, en la escuela, cuando tenía tan solo seis años su maestra les habló de cómo vivían los niños en África. Se conmovió profundamente al saber que algunos hasta mueren de sed, que no hay pozos de dónde sacar agua, pensar que a él le bastaba dar unos pasos para que el agua saliera del grifo durante horas…

Ryan preguntó cuánto costaría llevarles agua. La maestra lo pensó un poco y recordó una organización llamada WaterCan dedicada al tema y le dijo que un pequeño pozo podía costar unos 70 dólares.

Cuando llegó a su casa fue directo a su madre Susan y le dijo que necesitaba 70 dólares para comprar un pozo para los niños africanos. Su madre le dijo que debía ganárselos él mismo y le fue poniendo tareas en casa con las que Ryan se ganaba algunos dólares a la semana. Finalmente reunió los 70 dólares y pidió a su madre que lo acompañara a la sede de WaterCan para comprar su pozo para los niños de África. Cuando lo atendieron le dijeron que lo que costaba realmente la perforación de un pozo eran 2000 dólares. Susan le dejó claro que ella no podía darle 2000 dólares por más que limpiara cristales para toda la vida, pero Ryan no se rindió. Le prometió a aquel hombre que volvería … y lo hizo.

Contagiados por su entusiasmo, todos se pusieron a trabajar : sus hermanos, vecinos y amigos. Entre todo el vecindario lograron reunir 2000 dólares trabajando y haciendo mandados y Ryan volvió triunfal a WaterCan para pedir su pozo. En enero del 99 se perforó un pozo en un pueblo al norte de Uganda. A partir de ahí empieza la leyenda. Ryan no ha parado de recaudar fondos y viajar por medio globo buscando apoyos.

Cuando el pozo de Angola estuvo hecho, el colegio comenzó un carteo con niños del colegio que estaba al lado del pozo, en África. Así Ryan conoció a Akana; un chico que había escapado de las garras de los ejércitos de niños y que luchaba por estudiar cada día. Ryan se sintió cautivado por su nuevo amigo y pidió a sus padres ir a verle. Con un gran esfuerzo económico por su parte, los padres pagaron un viaje a Uganda y Ryan en el 2000 llegó al pueblo donde se había perforado su pozo. Cientos de niños de los alrededores coreaban su nombre formando un pasillo.


- ¿Saben mi nombre? -preguntó Ryan a su guía
- Todo el mundo a 100 kilómetros a la redonda lo sabe, le respondió.

En la actualidad Ryan Hreljac tiene su propia fundación y llevan más de 400 pozos realizados en África, este dato fue tomado en el año 2010.


Fundación de Ryan: www.ryanswell.ca


miércoles, 25 de junio de 2014

"Un Ejemplo Mundial".



En Occidente asociamos poco al futbol con Japón, creyendo de antemano que no se trata de un deporte popular allí; sin embargo, esto no es así. Desde mediados del siglo XIX, el futbol llegó a Japón y tuvo un notable éxito, al grado de que, en la actualidad, cuenta con una afición que lo mismo se expresa en los estadios que en la práctica cotidiana del deporte.
Pero esto no es todo. Otra costumbre que podría sorprendernos en estas latitudes del mundo es que los japoneses que asisten a un encuentro deportivo están habituados a recoger la basura cuando éste finaliza. Sin duda, esto a muchos nos parecerá asombroso y quizá, incluso, nos cause un poco de vergüenza darnos cuenta de que no es un impulso casi natural, pero para los japoneses es común.
De ahí que el mundo esté impresionado con el comportamiento de los aficionados de Japón que asistieron al partido que su equipo disputó con la selección de Costa de Marfil en el marco del campeonato que se celebra en Brasil. Si bien su equipo perdió con un marcador de 2-1, ello no les impidió seguir su costumbre y pasearse entre las gradas para limpiar el lugar.
El gesto fue aplaudido por medios locales e internacionales y, 
a través de las redes sociales, por personas que fueron testigos de la acción.
Fuente: pijamasurf.com
Imagen juanfutbol.com

───────»♣ ☆ ♣ ☆ ♣«─────── 
Razones Por las Que Japoneses Limpian Estadio.


Una de las noticias que ha dado vuelta al mundo en este mundial (y en los anteriores también), es como los fans japoneses limpian la basura después de los partidos de fútbol. Viendo varias paginas web y los comentarios sobre ello, me di cuenta que nadie explica mas a fondo del porque lo hacen y simplemente terminan la nota o el comentario con “es por su cultura” o “es por su educación”, mostrándolo como si fuera algo imposible de copiar en nuestros países.

La educación y cultura si son las razones de este comportamiento pero va mas profundo que eso, y eso es lo que quiero explicar en este articulo.


Razón No. 1 La limpieza es parte de la educación en el colegio


Desde primero básico hasta segundo medio (y hasta en algunas universidades), es decir desde los 8 años de edad hasta los 16, los niños japoneses están encargados de limpiar su escuela. Esto incluye el baño, patio y alrededores. Los estudiantes son 100% responsables de que tan limpio esta su colegio. Los mismos niños administran el orden en que se limpia, y el grado de limpieza también. Es una parte importante de la enseñanza de la escuela. Puede sonar casi imposible hacerlo con los niños de hoy, pero si se comienza en el primero basico como algo que se debe hacer, los niños entenderán y se hará de rutina. Lo que más se les enseña a los niños en la escuela cuando se hace la limpieza son estos 3 puntos:
  1. La limpieza de tus alrededores es responsabilidad de uno mismo.

  2. La limpieza de tus alrededores representa tu alma.

  3. La limpieza NO es un castigo, es un deber de todos.

Razón No. 2 La limpieza en la casa es hecha por sus dueños.


A diferencia a muchos países en america latina, en Japón no se usa empleadas para el aseo de la casa (solo los mega millonarios las usan). Esto se debe a que las empleadas son muy cara (mínimo 100 solares por día) y también porque los espacios son muy chicos para tener una empleada. Por ende, las familias mismas limpian sus casa diariamente. La ama de casa es la que mas cuida de esto, pero la familia entera participa para limpiar. Lo que es interesante es que hay limpiezas diarias pero también una limpieza que se hace cada vez del termino de algún acontecimiento. Hay una super limpieza que se hace una vez al año llamado Osoji, o Gran Limpieza que se hace antes de que se acabe el año, para recibir el próximo año con la casa y el alma limpia. Entre toda la familia se limpia la casa entera. Los niños normalmente ayudan a asear el piso y sus propios cuartos.

Razón No. 3 El concepto de limpieza es diferente

Por experiencia propia, siento que en america latina, la limpieza se considera como una tarea que nadie la quiere hacer, un castigo, y hasta algo que lo tiene que hacer alguien de una clase social mas baja.
“¿Limpiar? no, eso es trabajo del que hace el aseo”,
“¿Porque tengo que limpiar yo? no es mi culpa que este sucio!”
“No recojas eso, le estas quitando el trabajo al que limpia”
son algunas frases que he escuchado varias veces.
En la cultura japonesa, que normalmente pone mucho énfasis en la responsabilidad de cada persona, cuando es el tema del aseo se pone mas peso en limpiar un lugar que en buscar el responsable de la suciedad. 
Para entender mejor la forma de pensar de limpieza en Japón, les presento las 5S de limpieza que planteo la empresa Toyota  para mantener sus alrededores limpios.

整理 Seiri : Clasificación – Separar innecesarios
Esta es la S mas dificil ya que tienes que pensar en cada cosa. Seiri  significa seleccionar entre lo necesario de lo innecesario. Es una decisión continua que se toma para mantener las cosas en orden. Es casi un modo de vida, llena de decisiones.
整頓 Seiton: Orden – Situar Necesarios
Organizar el espacio de trabajo de forma eficaz. 
掃除 Souji: Limpieza – Suprimir la suciedad
ejorar el nivel de limpieza de los lugares.
清潔 Seiketsu: Encontrar suciedad - Prevenir el desordenPrevenir la aparición de la suciedad y el desorden.
躾 Shitsuke: DisciplinaFomentar los esfuerzos y la acción diaria de la limpieza. 
En resumen, la cultura de la limpieza se basa en el día a día, y la forma en que se piensa sobre ella. Reconozco que no soy una de las personas mas limpias que hay, pero el pensar que la limpieza que me rodea depende de mi, me ayuda a poder recoger la basura que no es mía y limpiar la suciedad que no la hice yo.

Mi gran esperanza y sueño es que algún día los colegios en Latinoamérica hagan que sus estudiantes limpien sus aulas y que los papas estén de acuerdo con eso. Creo que con solo esta acción diaria, haremos que nuestras ciudades, barrios y casas, y en especial nuestros estadios, sean mas limpios.


Fuente: hana.bi