sábado, 9 de julio de 2016

"Bon Jovi Tiene Dos Restaurantes Solidarios: Soul Kitchen".


 
El reconocido vocalista estadounidense Bon Jovi se ha sumado a la lista de los artistas que han puesto su capacidad de generar visibilidad y llegar a muchas personas al servicio de los que menos tienen. Otros famosos, como Leonardo Di Caprio o Emma Watson, también han hecho lo mismo, pero con el fin de hacer pública la necesidad de poner manos en acción para proteger el ambiente en el que vivimos.

En el caso de Bon Jovi, ha promovido una iniciativa para desarrollar un “restaurante solidario” que ya ha abierto otra sucursal. Se llaman  "Soul Kitchen", no tienen fines de lucro y son gestionados por la Fundación Jon Bon Jovi Soul.
 
Ellos definen estos restaurantes como “comedores comunitarios con dignidad” porque si una persona no tiene dinero para pagar la cuenta, puede ser voluntario como modo de pago, y recibir a cambio de una hora de trabajo, comida para él y cuatro miembros de su familia.

De esta manera, quienes no cuentan con recursos económicos pueden acceder a una comida sana, nutritiva y deliciosa, como es su verdadero derecho.

Hasta el momento, los restaurantes de la firma han servido más de 50 mil comidas, de las cuales más de la mitad han sido pagadas con trabajo voluntario y un 44%, con donaciones, ya que el menú no tiene precio.

El músico pretende con esta iniciativa llamar la atención sobre las problemáticas del hambre y la pobreza; ya que son más de 1.300 millones de personas en todo el mundo las que se encuentran en esta situación, según el Banco Mundial. La cifra es realmente alarmante.

Además, "JBJ Soul Kitchen" dirige el Programa de Empleo y Capacitación del equipo (EET) que conecta un equipo de profesionales con voluntarios para ayudar a elaborar curriculum vitae, desarrollar técnicas de entrevista, y realizar asesoramiento financiero y  jurídico.

"Soul Kitchen" es también un lugar de encuentro, donde quienes necesitan ayuda se encuentran con quienes la pueden ofrecer para que todos puedan sentarse a la mesa.

martes, 5 de julio de 2016

"Holanda se Convierte en el Primer País Sin Animales de la Calle".


Holanda se ha convertido en el primer país sin animales abandonados, esto, sin sacrificar a ningún animal ni recluirlos en perreras. Este acontecimiento merece no solo ser celebrado, sino también analizado para comprender cómo lo hizo y qué hace falta en nuestros países para poder imitar este ejemplo.

¿Cómo lograron hacer esto? A través de cuatro estrictos puntos:
  • Concientización
Holanda trabajó fuertemente para que su población considerada el maltrato animal como un crimen tan grave como el maltrato a las personas. En Holanda y en Inglaterra, los animales de compañía tienen derechos equiparables a los de los humanos: ha habido, incluso, casos en los que recibieron en herencia los bienes de sus dueños.
  • Leyes y multas
Las leyes holandesas son muy estrictas con quienes abandonan perros. Las multas por abandono pueden llegar a los miles de euros y se pueden recibir condenas de hasta 3 años por maltrato a animales de compañía.
  • Campañas de castración masivas, gratuitas y obligatorias
Uno de los principales problemas de Holanda era que sus calles estaban pobladas de perros abandonados. Por eso, era imprescindible lograr que los perros que ya vivían en la calle no se reprodujeran. El gobierno asumió el costo de las castraciones y organizó campañas de castración masivas para esterilizar a los perros de la calle y de los refugios, y para que quienes tienen mascotas puedan esterilizarlas de forma gratuita.
  • Impuestos altos a la compra de animales de raza
Parte del problema de Holanda era que las personas no adoptaban perros callejeros porque éstos no eran de raza, y en cambio compraban animales “puros” en los criaderos. Se establecieron altos impuestos a estas compras para desalentar el negocio y fomentar la adopción.